Etapa 14 San Xulian – Santiago de Compostela

 San Xulian – Santiago de Compostela 69 km

Hoy es el último día de este camino. Tengo bastante claros mis sentimientos y prioridades. Quiero volver a casa. Necesito estar en mis espacios.

No siento ni tristeza ni añoranza por terminar esta aventura, estoy cansada y Galicia siempre se queda con una parte importante de mi todo.

He recibido del camino todo lo que me tocaba esta vez y le he entregado todo lo que me ha pedido. Estamos en paz.

Ya nos hemos vaciado de lo acumulado durante el año para volver limpios a las rutinas de siempre.

Sé que en el momento que cruce la puerta de casa querré volver, pero en este momento quiero estar entre mis cosas, en mi tierra, en mi mundo conocido.
signrightbikeA las seis y media aun no se ha levantado nadie en la habitación, los tres holandeses y la francesa duermen plácidamente cuando suena nuestro despertador. Se levantan al mismo tiempo y todos preparamos el equipaje con la luz encendida (todo un alivio).

Cuando salimos a desayunar sólo son las siete de la mañana y Miguel nos dice que se le ha estropeado la máquina de café y que no puede dar desayunos. Lo raro es que no ofrece ni un vaso de leche o un colacao o un zumo frío. Nos da la impresión de que lo que quería era librarse de todos nosotros lo antes posible. Su hastío a estas alturas de la temporada es más que evidente. Así es que con unas oreo acompañadas de un traguito de agua nos apañamos.

Aún es de noche pero a Paco le ha entrado la vena aventurera y engancha los Evos. Cuando creo que viene a sentarse conmigo, me dice que nos vamos  a estrenar en una ruta nocturna.

Sólo nos alumbran los ranos que tenemos para que nos vean, o sea que nada y eso es lo mismo. Había comprado dos frontales para un “porsiaca” pero los dejamos en casa precisamente por su condición de “porsiaca” .. y aquí la ley del listillo de Murphy se cumplió. “Si lo dejas en casa, lo necesitarás.”

Salimos pedaleando por una pista asfaltada con tendencia a bajar y través de una corredoira bastante ciclable, el problema son los peregrinos que no vemos. Llegamos a Pontecampaña y entramos en un bosque que de día debe de ser precioso pero que de noche y  a oscuras se convierte en el tenebroso bosque de los cuentos o las películas de miedo.

Paco le va poniendo ritmo al pedaleo siguiendo el rastro de luz de los caminantes  y a mi empieza a darme respeto porque hay piedras redondas enormes, ramas rotas y raices de los árboles invadiendo la vereda (el decorado ideal para darnos un golpe tan de película como el bosque) Vamos por un cauce seco.

Se veía clarear el cielo, la luz iba ganando terreno fuera de aquella espesura donde estábamos atrapados por la noche de todos los tiempos, parecía que el mundo se terminaba dentro de lo que debía de ser un paradisiaco y acogedor vergel a otras horas.  No hay fotos porque habría salido sólo oscuridad.

Paramos a desayunar y nos damos cuenta de que Paco ha perdido sus gafas de sol, le doy las mías ya que a mi no me molesta tanto la luz.

Casi sin darnos cuenta hemos llegado a Melide. El terreno ha sido favorable la mayor parte del tiempo y hemos rodado bien. Aunque ayer estábamos cansados hubiéramos podido llegar sin problemas y haber hecho más corta la etapa de hoy.

sam1747h 19092012374sam1749q sam1750rsam1751c sam1752kPuente de Melide

1909201237519092012377sam1753r

Sólo son las ocho de la mañana cuando llegamos a Melide y la verdad es que no es hora del ritual bicigrino  de pulpito y cervecita, así es que como la jornada va a ser dura decidimos no perder tiempo y pasar sin pena ni gloria. Sólo una paradita de descanso para llenar mi bote de acuarius.
Mucho hemos oido hablar de la subida a Arzúa y la verdad es que tengo curiosidad ¿ Nos hará empujar? Vamos a por ella.
Salimos de Melide por un maravilloso bosque.

sam1755

El tramo hasta Arzúa es duro, agudizado por la acumulación de km que llevamos en las piernas. La sinuosa orografia gallega sabe muy bien como arrancarte desde la última gota de sudor hasta la última pizca de fuerzas que te quede.
 Al menos el suelo es firme, está compactado y se puede pedalear. Hay zonas de grava y otras de asfalto con algunos desniveles bastante importantes  pero que al menos no son demasiado largos. Es el lugar perfecto para hacer uso de la paciencia y la cadencia. Hay que terminar antes de que el calor nos lo ponga más dificil.

sam1756 1909201237819092012379sam1759j

Bastante cerca de Arzúa, en una de las rampas asfaltadas con mayor desnivel miro mi rueda delantera y veo que el tornillo está flojo.  La única palabra que puede describir lo que sentí en aquel momento es angustia. Sin hacerle caso a Paco, dejo de pedalear y me bajo para empujar unos  doscientos metros  acompañada por  tres peregrinas , dos extremeñas y una sevillana, contentas y felices de encontrar a otra extremeña por esos caminos de Santiago. En cuanto pude remontar el vuelo las dejé atrás.
Llegamos a Arzúa a las diez de la mañana y decidimos hacer una parada más larga de descanso. Entramos en uno de los bares de la avda por la que discurre el camino, con ambiente bastante moderno para reponer fuerzas. Casi cuando nos íbamos nos encontramos de nuevo con el padre e hija italianos que siguen su camino por carretera. Deciden parar allí mismo, también quieren llegar a Santiago. Tras una breve charla nos ponemos en marcha.
Algo curioso es que desde que ayer me adelantó el barriguitas sufridor que empujaba la bici después de Sarria, sólo hemos coincidido con otra pareja de bikers por el camino ¿Dónde están los demás? Es casi imposible no coincidir con alguno. Me parece que se han dejado seducir por la dama asfaltada, ellos se lo pierden.
No sé la de miles de veces que he podido desear buen camino desde que salimos de Jaca. Es algo que me gusta hacer cuando paso al lado de los caminantes porque sólo con su respuesta ya recibo un premio. Muchos de ellos se sorprenden que desde una bici se les diga algo y la verdad es que los extranjeros se esfuerzan por contestarte en castellano , las mujeres suelen hacerlo de una manera cantarina que a mi me hace un poco de gracia y me da alegria.

A partir de Arzúa seguiremos pedaleando por caminos de tierra bastante compactada alternando algún tramo con carreteras secundarias y también por sendas paralelas a la carretera.

Los recuerdos que guardo hasta Santa Irene son ese desafiante sube y baja gallego que te machaca hasta hasta el último milimetro del cuerpo . Los últimos km hasta Pedrouzo son un andadero paralelo a la carretera que va hasta arriba de caminantes. Nosotros decidimos igual que el año pasado, subirnos al asfalto y adelantar terreno sin molestar ni que nos molesten.

Llegamos a Pedrouzo y como aun no es la una de la tarde la gran tropa peregrina no ha llegado, el pueblo está vacio, en las terrazas de los bares no había ni un sólo alma.  Decidimos ir al supermercado para comprar bebidas y algo de comer. Pararemos en el bosque.

sam1760e sam1762tsam1763 sam1764v190920123831909201238119092012384 19092012385 img1681r

Es curioso como la memoria guarda los recuerdos, el tramo desde Pedrouzo hasta Lavacolla lo  tengo grabado como un lugar lleno de peregrinos que me produjo mucho stress, no recordaba para nada el paisaje, la frondosidad del bosque donde paramos a comer. Estoy descubriendo un lugar totalmente distinto al que ya conocía y donde el silencio sólo lo rompe el canto de los pajarillos y nosotros mismos. Fue todo un placer.
La subida a Lavacolla la recordaba como muy dura y axfisiante debido al número de peregrinos y al desnivel pero cuando me pongo a subir este año me he olvidado del molinete, voy en el plato mediano, no tengo a nadie que me moleste y subo con bastante facilidad sin perder de vista a Paco.

sam1767j sam1768cySeguimos pedaleando casi en solitario, sólo nos encontramos con algún peregrino desperdigado y ensimismado en sus pensamientos.En la subida al Monte do Gozo yo no encontré el gozo por ningún lado, el monte si jajaja tenía muchisima calor y cometí el error de equivocarme con los recuerdos del año pasado. Creía que la cuesta que hay que subir estaba en el final del Camino Primitivo y esa falsa tranquilidad que llevaba la pagué bastante cara porque no la esperaba. Subí a paso tortuga con una excursión de 40 ó 50 brasileños rezando con su pastor. Con el esfuerzo parecía que fuese haciendo penitencia con ellos jajajaja que manera de sudar y de pasarlo mal!!!! Lo peor de todo es que encima los tenía de espectadores!!! menos mal que en la bajada los perdí de vista.

Llegamos al Monte, subimos y nos hacemos la fotos de rigor. Veo una llamada perdida de Vicente y lo llamo. Charlamos un momento, nos indica por donde hemos de ir para encontrar las estatuas que tienen el dedo apuntando a Santiago. Vamos por donde nos dice pero Paco ve que un chico se cuela por un agujero en una valla y tira detrás . ERRORRRR nos hemos metido en una especie de superalbergue lleno de módulos, lo peor es que tenemos que cargar las bicis por dos tramos largos de escaleras Conseguimos salir de aquel laberinto y del tirón para Santiago.
sam1772k sam1778i sam1781nComo conocemos las distintas entradas de los caminos a la ciudad, elegimos dejar la del camino francés e irnos a la del Camino Inglés, que es mucho  más bonita y de paso entramos en la estación de autobuses para comprar los billetes del día siguiente.

19092012387Ya vemos las torres de la catedral y las emociones me anuncian un nuevo finsam1788jLlegamos a la plaza y nada más aparcar las bicis, el camino se hizo lágrima, un abrazo cerró el mundo y un beso explicó lo que no se puede ver. El tiempo se dio la vuelta y todo quedo reducido a “estamos de nuevo aquí, juntos” ;o))))))
243ca35c3012da8b0507319795a9a7c4 bc3e7007ddacc8b6c81ea30ca6657801

Una vez recompuestos de la emoción nos hicimos las típicas fotos y nos vamos al Hotel Lasalle donde Tomás tenía casi todo el parking ocupado jaja
En el Obradoiro había bastantes bicis ¿pero de dónde han salido? Sólo nos hemos encontrado en los caminos de tierra con una sola pareja de ciclistas con alforjas en todo el día.
19092012393Nos duchamos, descansamos y a disfrutar de Santiago. Cenamos en el restaurante que nos recomendó Tomás, la pulperia más antigua de Santiago , el restaurante” Los sobrinos del padre” .Enfrente hay un pub donde hacen unos gin tonic (que parece que son muy buenos) y allí continuamos la fiesta.
sam1808k 19092012399Poco antes de la una de la madrugada ponemos rumbo al Hotel y pasamos por la puerta del Café teatro “Garigolo”  lugar donde siempre terminamos nuestros caminos. Entramos y nos encontramos con uno de los mejores regalos. Hay un concierto en directo de Yhosvany Palma, pero más que un concierto es una reunión con amigos de otro grupo con los que está compartiendo música y momentos. Los únicos clientes una pareja extranjera y nosotros por lo que el clima de intimimismo y complicidad es maravilloso.Un poco de aquella música
http://www.youtube.com/watch?v=QlfqpZVWpFEPara terminar mis crónicas de este camino quiero dar las GRACIAS con mucho más que mayúsculas a Vicente, por haberme facilitado tanto la vida con el Evo, a Tomás por su preocupación y ayuda , a Cris y Luismi por su visita, a Blur, por todo lo que él ya sabe. Todos han formado parte importante de este camino. GRACIAS AMIGOS

Y la última frase quiero que sea para Paco ” Cada paso que tu des, yo lo daré también, sin preguntarte”. TE QUIERO
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Camino Aragonés+Francés, Camino Francés y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s