Etapa 5 – Baños de Montemayor – Fuenterroble

No sabríamos muy bien como describir esta etapa … por una parte ha sido la más bonita de las que llevábamos hasta ahora y también la más dura .. Mucha subida, demasiada, hasta donde dicen que son bajadas, no lo son. A veces dolían las piernas en exceso y eso nos ralentízó más de la cuenta.

Nos levantamos un poco más tarde de lo habitual puesto que en el Hostal el desayuno no lo servían hasta las ocho de la mañana. Hacía bastante frío por lo que decidimos calentar las piernas haciendo empujim por la calzada romana … La subida, espectacular … las piedras estaban resbaladizas pero el paisaje merecía el esfuerzo. Sin mucha complicación pasamos el puerto de Bejar.

IMG_0518

IMG_0520

IMG_0523

IMG_0524

IMG00045-20100908-1000

IMG_0528

La bajada de Bejar hasta el Puente de la Malena, ha sido lo más bonito que hemos visto hasta ahora .. Tiene zonas bastante técnicas en las que los frenos de las bicis chirriaban y hasta olían, pero ese bosque de castaños y el río en el que desemboca el camino es el premio que todo peregrino/bicigrino merece. Si no haces esa ruta andando o en bici, es muy dificil que puedas conocerla y disfrutarla. Es uno más de los motivos que justifican esta aventura.

Decidimos subir a Calzada de Bejar por la antigua Calzada romana, que ni es antigua ni es romana, ni es calzada, es una trampa para los peregrinos. Rampas con un gran desnivel que lo que parece es un desprendimiento de rocas.Os recomendamos subir por carretera.

Sellamos las credenciales en el ayuntamiento del pueblo y descansamos un rato en su plaza. La chica del bar nos dijo que hasta Fuenterrobles tendríamos un paseito, que en poco más de una hora llegaríamos sin problemas … pero que va … aunque al principio el terreno es amable, despúes entre Valverde de Valdelacasa y Valdelacasa hay un desnivel importante y rompepiernas. Puede compararse a un puerto de tercera categoría.

Llegamos a Fuenterrobles con la única intención de saludar al padre Blas y sellar las credenciales. Tuvimos suerte y estaba en el albergue. Nos preguntó que hasta donde queríamos seguir y cuando escuchó mis dudas por el dolor de piernas, sin pensarlo dos veces nos dijo “os quedáis aquí” te quedas en la American House que son dos habitaciónes destinadas al uso de los peregrinos americanos ya que han sido ellos los benefactores de la obra. Estuvimos de lujo en una habitación individual con cuarto de baño para nosotros solos. Ante tal propuesta era imposible resistirse.

Desde aqui queremos agradecer a Corina y a Javi, los hospitaleros su acogida, su forma de ser, su manera de desvivirse por todos lo que llegamos hasta allí y muy especialmente al Padre Blas por la deferencia que tuvo con nosotros y por la invitación que nos hizo y que algún día realizaremos.

Participamos en la cena comunitaria del albergue en la que cada uno aportamos lo que mejor nos pareció y que fue sin duda alguna lo mejor de la jornada porque vivimos por primera vez el verdadero ambiente del Camino, compartimos mesa, conversación y compañía con peregrinos de varias comunidades españolas y alguna que otra nacionalidad.

IMG_0545

IMG_0532

IMG_0554

Después de la cena, a descansar directamente.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Etapas 1 a 7, Via de la Plata y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s